Un proyecto marcado por un espacio muy reducido, con poca luz natural y un presupuesto ajustado. Se ha buscado crear un ambiente rústico pero joven, con un dominio del blanco, para multiplicar la luminosidad, y toques de gris y verde, para crear una atmósfera relajada y fresca. 


Proyectos de interiorismo