Inspirados por Alicia en el país de las maravillas, recreamos la loca fiesta del te para mostrar que a través de la pintura se puede hacer realidad cualquier idea (y que no todo es lo que parece). Todo el mobiliario y piezas de decoración se pintaron con diferentes tipos de pintura y diferentes acabados, que los visitantes podían comprovar y tocar. Todo ello con la búsqueda de la belleza por encima de todo, para atraer (y sorprender) al visitante de la feria.  

(Fotografías © Titanlux) 


Proyectos de interiorismo