Una de las piezas más decorativas de una cocina: una báscula o balanza antigua, que además añade color y calidez a tu decoración.